Un pingüino que baila, un delfín que salta en el agua, una serpiente que se desliza; estos y otros personajes se mueven —realmente se mueven— en el libro Waddle (Cadencia, en español). La razón para incluir dibujos animados es porque está hecho con la técnica Scanimation, una ilusión óptica que hace evidente el movimiento. Su creador es Rufus Bedler, un fabricante de ilusiones ópticas plasmadas en múltiples piezas, desde libros hasta murales.

Este libro llegó a nuestras manos cuando Gael tenía cuatro meses: fue un regalo/herencia de sus primas que viven en “otras tierras”. Para nosotros, además del valor sentimental, este libro estaba cargado de un atractivo… digamos, infantil. Nos encantó el efecto visual, pasábamos sus hojas una y otra vez maravillados con el juego, con las letras, con el movimiento, con la manera como se van introduciendo los personajes, en fin, con la publicación completa.

Además de la magia del movimiento, el libro tiene textos coloridos con tipografía divertida. Así que sentimos que era muy adecuado para leerlo con Gael a pesar de su corta, muy corta, edad. Y fue un éxito; aunque a diferencia de nuestro interés por los animales que se movían, él se animaba con las letras coloridas, era una celebración la doble página llena de letras. Ahora a sus casi tres años ya disfruta junto a nosotros el baile del pingüino y el aleteo del colibrí. ¡Y de paso aprende inglés!

Waddle es uno de nuestro tesoros y lo recomendamos para compartir con niños en la edad que prefieran: pueden leerlo desde antes del año (con mucho cuidado para que no lo babee), o hacia los 18 meses como un gran disparador de sonrisas. Los animales en movimiento generan mucha empatía y curiosidad.

Para conocer la colección completa de los libros scanimation pueden visitar: scanimationbooks.com/

w704

Anuncios