Diciembre es el mes más perturbador del año, algo así como: un viernes alegre, con la depresión del lunes y la ansiedad del miércoles. A esa avalancha de emociones se suma la invasión imparable de ofertas y publicidades que, no te invitan, te arrastran a consumir. Y entonces, el regalo se convierte en el objetivo primordial; las familias se preparan desde noviembre para llenarse de cosas, útiles e inútiles, repetitivas y contaminantes. Cosas.

A este punto ya delaté mi lado Grinch y habré aburrido a muchos corazones fiesteros, pero mi intención es darle otra mirada a la navidad, al último mes del año, una mirada más consciente. Por supuesto que es importante celebrar, por supuesto que es necesario compartir y decirle a las personas a tu alrededor (familia, amigos, vecinos) que los amas y que agradeces y celebras su existencia. Pero si este sentimiento fuerte se representa con “cosas” se va perdiendo el sentido. Cuando nos damos cuenta que compramos ropa con etiquetas que te dejan pensando: ¿Esto lo hizo un niño indio al que no le pagaron? O, sin ir más lejos: ¿Esto se hizo en una fábrica clandestina en Buenos Aires en la que trabajan familias bolivianas como mano de obra esclava? O qué decir del universo de los juguetes; si bien el juego es uno de los actos que los padres deben promover y ofrecer a sus hijos. No todos juguetes cumplen con su fin o incentivan la imaginación.

Entonces, hay que buscar el equilibrio para compartir, regalar, celebrar amorosa y conscientemente. Acá aportamos un granito de arena para empezar a pensar  una lista de buenas acciones -aprovechando la época de cierre de ciclos y cambios- buenas maneras de portarse en el mes más consumista del año.

Instrucciones para regalar – y no contribuir con la destrucción del planeta!- (unas instrucciones que se le escaparon a Cortazar en su libro Historias de cronopios y de famas)

  1. Haz tu propio regalo. Si pintas, decoras, tomas fotos, escribes o cantas. Es una buena oportunidad para hacer tu propio regalo.
  2. Dona las cosas que ya no usas. Hay muchos niños, jóvenes y adultos que recibirán con mucha emoción ese juguete que no se usa, esa ropa que te queda grande, ese aparato que compraste y que ya no te convence. Acá aprovecho y comparto una linda propuesta de una juguetería on line. Compras y donas a la vez. Si bien estás comprando, también estás apoyando una buena causa- #vosporuno https://www.facebook.com/hashtag/vosporuno?source=feed_text&story_id=10155630724458298&pnref=story
  3. Si al final no tienes ganas de hacer algo con tus manos y no quieres donar un regalo, porque seguramente la abuela o la tía no lo van a entender, puedes comprar a pequeños artesanos, emprendimientos familiares y demás comercios independientes autogestionados. – Podríamos dar cientos de ejemplos pero seguramente a tu alrededor hay varios: la señora que vende postres, el vecino que hace cuadros, las amigas que hacen ropa .-
  4. Claro, no puedo olvidarme del sentido de Galope, un espacio que busca promover la lectura. Los libros son esos regalos que siempre serán bienvenidos porque acompañan, porque se quedan en nuestras vidas más allá del objeto, porque nos invitan a visitar otros mundos y son siempre amigos. Pero, también con los libros hay que tener cuidado para no quedar atrapados en trampas del mercado. Explorando las redes encontré una serie de listas: “los 10 libros para” y hay de todo: para la mujer, para el hombre, para un amigo, para el día de la lectura y hasta para personas inteligentes (el más raro de todos los listados que encontré). Entre tanta ansiedad por vender hay que escapar de los libros que no nos van a aportar nada, y que como los juguetes que no sirven, se van a convertir en “cosas” sin uso.                     Por eso es recomendable hacer una buena selección. Consejo, acudamos a las editoriales independientes, levantadas con un corazón amante de la literatura, esas que te ofrecen libros hermosos, cuidados y divertidos.

Acá algunas recomendaciones para que tengan hermosos momentos de lectura:

En Buenos Aires

  • Un Lugar para conseguir libros infantiles.

Hay muchas opciones, muchas librerías infantiles especializadas con excelentes selecciones, pero si tengo que recomendar un lugar ese es La Nube, por su trayectoria, por que es un espacio abierto para la infancia que alimenta la imaginación. ¡Fue la primera librería dirigida a la infancia en Buenos Aires! que ha resistido y sigue en pie promoviendo momentos poéticos y mágicos entre las palabras y la infancia.

 http://lanubecultura.wixsite.com/lanube/un-espacio-con-historia

  • Una librería.

Buenos Aires tiene la virtud de ser una ciudad envuelta en librerías. Hay muchas y muy buenas, es difícil elegir un recomendado, pero existe una en especial que nos conquistó a todos los miembros de Galope y alrededores (lease familia y amigos que nos visitan). La librería Eterna Cadencia, solo con el nombre nos atrapó, y la visitamos muy seguido.  Tiene una variada y exquisita selección de libros de géneros tan diversos como encantadores. 

 http://www.eternacadencia.com.ar

  • Un lugar de venta On Line

Libro Feroz, respondo sin pensarlo dos veces! Lo conocí por Instagram y no paraba de asombrarme con sus publicaciones. La selección que hace la feroz mujer que la comanda es rigurosa, cuidada, especializada y amorosa, amor por el libro ilustrado y por la literatura infantil, por eso es hiper recomendable. También se maneja como librería a puerta cerrada con cita previa. Visitarla es un placer, verás estantes llenos de magia.

https://www.ellibroferoz.com.ar/

  • Una editorial:

La Editorial Común. Somos fans de Liniers, de Enriqueta y de todos sus personajes, pero además de ser la editorial de un ídolo, Común se caracteriza por tener publicaciones muy bien elaboradas, divertidas y dedicadas. Así que es una visita sin pérdida.

https://www.laeditorialcomun.com/

En Bogotá

Con Bogotá tenemos una conexión remota, quisiéramos que fuera más presencial, pero la seguimos porque la amamos y somos parte de ella ( se me escapa una lágrima del ojito). En nuestro último viaje y gracias a la recomendación de la genial ilustradora Paula Bossio llegamos a Libros Mr Fox, una madriguera de zorros lectores expertos maravillosa, con una impronta cautivadora que prescribe recetas literarias a la medida. Solo con navegar su sitio web y seguir sus publicaciones se descubre a un grupo de personas que conocen y aman los libros infantiles. Recomendados por necesarios para unas lecturas feroces!

 https://www.librosmrfox.com/

La Librería Espantapájaros tiene una larga trayectoria, fue fundada en 1988 y dio inicio a un gran proyecto de fomento a la lectura: El proyecto Espantapájaros, una de sus directoras es la reconocida escritora Yolanda Reyes. Así que esta librería es  un gran espacio abierto para la infancia en el que las familias van a encontrar  libros y propuestas educativas y culturales muy bien pensadas.

http://espantapajaros.com/2015/09/libreria/

Anuncios