…Y vimos que el león sueña casi igual a papá…

En el artículo Abrir los ojos, abrir las manos, reconocer el mundo presentamos el viaje por la literatura que emprendimos con nuestro hijo desde el momento en que llegó a nuestras vidas. Desde el vientre hasta hoy. Para ir recorriendo paso a paso esta aventura queremos hacer una pequeña reseña de cada uno de esos primeros libros y de esa manera desplegar toda la fuerza de los libros en la crianza. Empecemos con: Los sueños, un libro que leemos desde los 3 meses y 3 años después, sigue siendo divertido y nutritivo!

Muy temprano empezamos a leer para él, consientes de que el acto de lectura en este período ( a los 3 meses) es un momento de unión familiar, un lugar para acompañar a nuestro pequeño con nuestra voz, arrullarlo y envolverlo amorosamente con las palabras. Por supuesto para nosotros también era una actividad divertida porque amamos la lectura.

Más adelante hacia los 8 meses y hasta el año más o menos, este libro nos sirvió mucho para la exploración. Es una publicación con una ilustraciones muy hermosas de animales que llamaban mucho la atención de nuestro hijo que ya empezaba a reconocer otras especie y el acto de dormir, de soñar.

Actualmente con 3 años lo disfruta muchísimo. Jugamos por ejemplo a dar la vuelta cuando vemos al papá murciélago dormir patas arriba y nos abrazamos cuando aparecen los humanos soñando acostados sobre un pasto verde.

Un libro genial por su contenido y su sencillez, que expone la manera como duermen diversas especies: unas de pie, otras cabeza a bajo, otras en un caparazón. Pertenece a la colección MiraMira de la Editorial Juventud de España, una selección que muestra a diferentes animales y sus crías realizando actividades cotidianas como dormir, bañarse o dar besos. Muy recomendado para empezar una buena relación con los libros desde muy temprano!

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios