Un viaje a las raíces místicas de la tierra que habitamos.

Este libro debería ser leído frente a un fogón, bajo un cielo estrellado, con los pies tocando el césped, con el aroma del campo, con todos los sentidos abiertos listos para conocer seres fantásticos legendarios, ocultos en el paisaje… Ya lo llevaremos a este escenario, por ahora está siendo devorado desde la comodidad de nuestra cama, en el sillón y en la plaza! Porque nos gustó tanto que se ha ido de paseo con nosotros por estos días.

Bestiario Mitológico de Editorial Albatros es perfecto para niñas y niños curiosas/os que, como Gael, se han encantado con seres extraños: hadas, duendes, elfos, gigantes y debo decir que para adultos como  esta mamá Galope también, a mi desde niña me han atrapado los mitos y las leyendas, vengo de una tierra en la que los cuentos populares tienen mucha resonancia, por lo menos así lo era en mi infancia. Así que en casa nos lanzamos encantados a un viaje a las raíces de esta tierra que hoy habitamos. Lo hicimos de la mano de uno de los más grandes investigadores, cuenteros y dibujantes de mitología de este país. Leonardo Batic quien ha escrito e ilustrado más de veinte títulos sobre dragones, duendes, hadas, sirenas y seres fantásticos de la cultura latinoamericana.

Empezamos entonces a bucear este gran catálogo atraídos principalmente por los dibujos, personajes atrapantes. El primero que eligió Gael fue un gran insecto luminoso: Charblunco, el gigante bicho con luz que trae una energía mágica a través de su luz.  Después seguimos con la Pacha Mama – madre tierra-considerada la más poderosa de los seres mitológicos argentinos. Y saltando maravillados de hoja en hoja descubrimos que el índice marca con una iconografía: aire, agua, animal mágico, fuego, tierra y antiguo Dios que sirve como guía para conocer (sí, lo leímos muy aleatorio).

Definitivamente es un gran viaje que conecta con historias ancestrales cargadas de imaginación. ¡Son los lugares de los que Marvel y DC sacaron los superpoderes para sus super héroes!

Me quedan sonando estas palabras del autor: “Tal vez la libélula fue la primera hada o quizás los humanos, acostumbrados a observar la naturaleza, podían ver lo que ya no vemos”  Pienso en esa capacidad de observación, abstracción y curiosidad de la infancia y de las primeras civilizaciones. Creo que es algo que tenemos que rescatar en estos tiempos frenéticos.

Estoy segura que Bestiario Mitológico va a ser leído y compartido en muchos momentos de nuestra crianza.Es un libro recomendado para infancias, adolescencias y adulteces curiosas.

Por acá pueden conocer más a su autor: https://www.facebook.com/leo.batic

Anuncios